06 abril 2011

POR VOZ DE LOS COSTALEROS DEL ROSARIO.

(Fotografía de www.costalerosmineros.blogspot.com)

PORQUE TÚ, SEÑOR, Y TU BENDITA MADRE SOIS LA RAZÓN DE LOS “COSTALEROS DEL ROSARIO”.

Aquí nos tienes, Soberano, aquí tienes a tus lacayos, un año más, convocados a tu refugio, un año más, deseando poder postrarnos ante ti, ser dichosos por poder besar tu pie, limpiarlo con nuestro costal y a la misma vez, pedir por todo aquello que necesitamos.
Aquí nos tienes, Padre, aquí tienes a tus hijos, para acompañarte en tu pena, para compartir contigo este momento tan grande que año tras año esperamos con el mayor de los sentimientos, porque nos recuerda que nos queda poco, muy poco para ser tus pies y los de tu Bendita Madre del Rosario por las calles de esta bella Ciudad.
Aquí nos tienes Señor, aquí tienes a tus siervos, a los que han dado, dan y darán todo por ti y por tu Santa Madre, a los que sueñan con tu Jueves Santo, a los que rezan porque todo salga bien, a los que trabajan ensayo tras ensayo para que estés un poquito más cerca del cielo, a los que sufren para que tu Madre del Rosario luzca como la más bella de las rosas por sus calles de Linares.
Aquí nos tienes, Jesús del Prendimiento, a los que por nuestros pecados te entregamos para que te prendieran, a los que hicimos que te leyeran la sentencia, a los que todo te lo agradecemos con  nuestros costales, porque consideramos que es la mejor de las maneras.
En esta noche, privilegiada para unos pocos, te acompañamos y te pedimos, te pedimos que nos des fuerzas para tu Jueves Santo, te pedimos que nos cuides y nos guardes de las lesiones, te pedimos que los recién llamados a rezar por ti con sus pies y su costal sean y sientan lo que desde el primer momento son, “Costaleros del Rosario”. Te pedimos por tu hija Isabel María, para que la protejas con tu luz.
Esta noche, privilegiada para tus costaleros, te disfrutamos tan cerca como nunca te podemos tener, con la Esperanza de algún día poder mirarte a los ojos, con la Esperanza de que llegado el momento, sepas acogernos cerca de ti, con la Esperanza de que, aquellos que son nuestros ojos fuera de vuestro altar en la calle, alcancen la sabiduría más que demostrada para guiarnos como sólo vosotros os merecéis.
Esta noche, privilegiada para tus hijos, te agradecemos que nos dejes compartir grandes momentos dentro de las bodegas de tu navío y bajo la cúpula de la catedral de tu Madre, te agradecemos que nos halláis elegido, te agradecemos que nos permitáis estar con vosotros y os lo agradecemos con aquello que mejor sabemos hacer, ser vuestros Costaleros del Rosario.

(Escrito de David de los Ríos Peñuela, en el besapié de costaleros de Nuestro Señor del Prendimiento)

6 comentarios:

  1. Anónimo6/4/11 12:18

    Muy bien David, esperaba poder leerlo porque allí no había manera de escucharte. Noche de espectación....noche de triunfo!!!. Enhorabuena.
    AAC

    ResponderEliminar
  2. Gracias Antonio,

    es cierto que cada vez más, por desgracia, este momento, íntimo por derecho, se está convirtiendo en una jauría de risas, palmaditas en la espalda y flashes, que bajo mi punto de vista, rompen el encanto y la sobriedad que requiere. Por desgracia, me parece que la solución pasará por cerrar puertas y comenzar a educarnos a los que verdaderamente debemos de estar ahí, compartiendo este momento con nuestro Señor y su Bendita Madre.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. David Muchisimas Gracias de todo corazon. Eres una persona con un corazon Grande.

    ResponderEliminar
  4. Las gracias no las merezco, tan sólo hago y digo lo que mi corazón dicta.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  5. enhorabeuna david x el escrito que hiciste que emociono a todo el mundo!
    ma svale tarde que nunca jajaja

    ResponderEliminar
  6. Ya has podido subir el comentario, no???, jejeje.

    Un abrazo!! y fuerte pa´rriba los tios!!!

    ResponderEliminar